Inicio / Portfolio / Contable

Contable

Los libros de los empresarios deben sellarse en el Registro Mercantil, bien antes de ser utilizados (si se llevan a mano) o bien cuatro meses después del cierre del ejercicio (si se encuadernan hojas mecanizadas): se trata del libro de inventarios y cuentas anuales y del libro diario.

Quienes estén en estimación directa simplificada o desarrollen una actividad que no se considere mercantil (agricultores y ganaderos), tienen que llevar sólo los tres libros fiscales: de ventas e ingresos, de compras y gastos, y de bienes de inversión (ya no hace falta diligenciarlos).

Los profesionales no tienen que llevar contabilidad ni diligenciar libros en el Registro Mercantil. Sus libros fiscales son cuatro: el de registro de ingresos, el de gastos, el de bienes de inversión y el de provisiones de fondos y suplidos (ni se diligencian ni se sellan en Hacienda).
.

Top